A por el mundial, 32 años después

A por el mundial, 32 años después

La selección argentina de fútbol de los últimos años es un avión que nunca llega a destino. Eso a pesar de que los motores de las turbinas funcionan y los pilotos tienen experiencia. En un país donde no se perdonan los segundos lugares, después de la derrota con Alemania por 1 a 0 en la final de Brasil 2014, rodó la cabeza de Alejandro Sabella, un director técnico formado en la filosofía de que una defensa sólida es la base para salir de contraataque. De esa forma, aunque no tengas los mejores jugadores, podés ganarle a cualquiera: el rival podrá tener mayor posesión de pelota, pero mientras esa posesión no se convierta en jugadas de riesgo, tarde o temprano cometerá un error y mostrará huecos para explotar. El director técnico actual, Jorge Sampaoli, tiene una filosofía opuesta: la posesión es fundamental. Es necesario ganar el mediocampo, donde se elaboran las jugadas de riesgo. Se sale tocando desde el área propia, sin pelotazos al vacío. Para este sistema de juego es fundamental contar con jugadores de calidad.

Messi

Messi

Source: wikimedia

La primera pregunta que te debés estar haciendo es, ¿tenemos jugadores a la altura del sistema de juego de Sampaoli? Bueno, está nada menos que Lionel Messi, el mejor del mundo, un jugador dotado de una gambeta endiablada en espacios cortos, remate de media distancia, pegada milimétrica y velocidad con pelota dominada. Tener a Messi en un equipo cambia todo. No solamente por la suma de juego y definición, sino porque el rival usa a varios jugadores para neutralizarlo. Desde que José Pekerman lo hizo debutar en la selección mayor en 2005, esta será la cuarta copa mundial del múltiple ganador del balón de oro.

La segunda pregunta es, ¿cómo va a formar el equipo en el mundial? Probablemente ni siquiera Sampaoli esté seguro. Con Messi como único número puesto, usemos la imaginación para pensar a otros cuatro indispensables que lo acompañen.

Nicolás Otamendi

Otamendi

Source: wikimedia

Actualmente en el Manchester City, Nicolás Otamendi es un pilar de cualquier defensa. Gana siempre de cabeza, tanto en el área propia como la rival. Si hay una posibilidad de convertir tiros de esquina en goles es gracias a este jugador que se perdió el mundial de Brasil 2014. Su fortaleza física es una parte indispensable de la columna vertebral del equipo de Sampaoli.

Javier Mascherano

Javier Mascherano

Source: wikimedia

Solo, o en doble 5 con Biglia, poné la lupa sobre este veterano de guerra llamado Javier Mascherano, para quien este sería su cuarto y último mundial. La experiencia es su mayor baluarte después de muy exitosas campañas en el Liverpool y en el Barcelona. Masche es el patrón del mediocampo: sabe dónde estar para anticiparse y quitar la pelota. En otras palabras, es un tiempista, que estudia al rival y se anticipa a sus movimientos.

Ángel Di María

Di Maria

Source: wikimedia

Más arriba en la cancha está Ángel Di María, un jugador que rompe defensas con su rapidez y habilidad. Si a eso le agregás una buena pegada de media distancia, se entiende por qué Sampaoli lo pone siempre como titular, a pesar de algunos partidos irregulares. Si no, acordate de aquel partido frente a Suiza en el mundial pasado, que terminó 1 a 0 para Argentina con un gol en los últimos minutos del “Fideo”.

Sergio Agüero

Agüero

Source: wikimedia

Fanático de la cumbia, la hinchada espera que Sergio Agüero haga bailar a las defensas rivales. Para reconciliarse con los argentinos, necesita romperla como en el Manchester. El “Kun” sabe usar el cuerpo para ganar una posición en el forcejeo con los defensores. A eso le agrega velocidad para desmarcarse y quedar mano a mano con el arquero cuando se asocia con un compañero con buena pegada.

Ahora que conocés a los más habilidosos, te invitamos a que te pegues una vuelta para ver quiénes son los ocho jugadores más atractivos del 2017, entre ellos el “Kun”.

 

Leave a Comment